jueves, 15 de julio de 2010

Potencia

Para DR

Que está ahí, pudiendo ser o no ser. Escondido entre los pliegues de la ropa recién lavada, secada sin sol, lánguida, resistiéndose a no ser en la humedad. En el vapor de la cacerola que se confunde con el humo del cigarrillo, de noche mientras leo esperando a que las hierbas aromen la casa. Observo a los caracoles salir de entre las piedras y le rezo al vacío para no pisarlos cuando salga de madrugada, todavía soñando con la piel del Desconocido.

Así me lates hoy por debajo de la lengua, como la anestesia que necesité para dejar de ser niña, en sueños que no quiero recordar para que no se arruine la sorpresa de temblarte cuando te vea por fin y acabemos con este ser potencia infinita. Darle un golpe contundente al azar y empezar a ser, a ver, a hablar. Darle carne a lo imaginado es violento. A veces, también, inevitable.

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Igual por aquí, esperando la piel desconocida que ha de llegar mientras hago un festín para lo imaginado con palabras que me abren las venas de pronto.

Un abrazo...

Dark Romanticism dijo...

2 pasos, así sin ruido, con trágica música de tu voz, espacio y tiempo solo eso...

que fortuna enteder las letras suyas, calmar estos mitos que pensaba eternos...